Paola Ixel Serech Guoron
Guatemala, marzo 2014
"Un año de intercambio
puede ser muy divertido, 
emocionante y posiblemente 
hasta entretenido sin embargo también puede ser angustiante, nostálgico y sobretodo muy difícil."
Mi nombre es Paola Serech e hice un año de intercambio en Suiza, gracias a una beca otorgada por AFS Programas Interculturales. Desde un inicio la incertidumbre y la emoción te invaden.
Te cuentan experiencias y te dan pequeños tips para poder sobrellevar tu experiencia pero no sabes a lo que te estas enfrentando hasta que lo estás viviendo.
Semanas antes de partir de tu país no sabes con certeza que es lo que te espera haciendo que  un intercambio sea muy interesante y es así como tus expectativas empiezan a volar pero en el momento en el que te encuentras despidiéndote de las personas que te rodean, la tristeza te invade y el saber que te enfrentaras a situaciones y decisiones probablemente difíciles hasta cierto punto solo/a; te hace dudar sobre el paso que estas apunto de dar, pero aun así lo decides dar.
 Sin darte cuenta ahora estas lejos de casa, en un país totalmente diferente, con nuevas personas, tal vez otro idioma y por supuesto con una nueva cultura. Recuerdo que mis primeros días en Suiza fueron muy difíciles, en un momento pensé que no iba a poder lograr llegar hasta al final pues no lograba adaptarme completamente a todo lo que estaba pasando. Lo mejor que un estudiante puede hacer cuando recién inicia su aventura es dejar que el tiempo pase con tranquilidad, cuando esto sucede de pronto las cosas que te eran difíciles empiezan a ser fáciles, comienzas a hacer amigos, conoces más a tu nueva familia, puedes comunicarte con tus compañeros de clases y sin aviso alguno el tiempo pasa más rápido disfrutando cada día más esta gran experiencia.

Muchos intercambistas no nos damos cuenta que durante este proceso estamos teniendo un cambio mejor en nuestras vidas. Un ejemplo claro es el uso del dinero y el buen manejo del tiempo cayendo así en la concientización de todo el apoyo que nuestros padres hacen para brindarnos una gran experiencia.

Para mí una de las situaciones más difíciles fue llegar al final de mi intercambio, ya que eres consiente que lo que empezó como un reto se convierte, en a mi parecer hasta ahora, la mejor experiencia de mi vida. Dondepuede conocer un sinfín de lugares, y sobre todo donde me pude poner a prueba para darme cuenta  hasta donde soy capaz
para hacer cosas diferentes que me ayudan a crecer como persona.
Agradezco a AFS Guatemala por haberme brindado una gran oportunidad y espero que todos aquellos intercambistas que iniciaran esta experiencia la disfruten y aprendan de una nueva cultura, conozcan nuevas personas, tengan buenos recuerdos pero sobre todo que aprendan sobre ellos mismos.

Mi nombre es Juan Luis, en el 2008 participé en el programa de intercambio de un año en Nueva Zelandia, debo decir que ha
sido la mejor experiencia que he tenido hasta ahora.
A pesar de que han pasado varios años desde mi estadía, aun mantengo vivos los recuerdos y experiencias que tuve la oportunidad de vivir.
Pude tener aventuras que jamás me hubiera imaginado, como hacer un poco de skydiving o realizar 4 saltos bungee, hacer snowboarding o rappel o incluso pasar una noche en una cueva de hielo en las montañas de Nueva Zelandia, mi viaje estuvo plasmado de actividades inolvidables.
No puedo olvidar a las personas (familia y amigos) que hicieron mi estadía la mejor que pude haber tenido, hice muchos amigos locales y extranjeros.
No puedo olvidar a las personas (familia y amigos) que hicieron mi estadía la mejor que pude haber tenido, hice muchos amigos locales y extranjeros, que me enseñaron muchas cosas no solo de Nueva Zelanda sino de otros países también, sin ellos mi experiencia no hubiera sido la misma, y me alegra decir que aun mantengo contacto con ellos y que están esperando el día en que pueda ir a visitarlos.
Al inicio eres un completo extraño en un cultura que ni siquiera conoces, te sientes
confundido y preocupado en como vas a sobrevivir el resto de tu estadía pero conforme pasa el tiempo y comienzas a relacionarte con las demás personas, llegas a comprender realmente de que trata estar de intercambio, donde no solo es aprender un nuevo idioma o visitar un nuevo país, sino de ser parte de ellos, de entender otra forma de vivir, de cómo creces y maduras cuando te enfrentas a situaciones nuevas y diferentes, pero te puedo asegurar que es la mejor decisión que puedes tomar y nunca te podrás arrepentir de ello, te darás cuenta de lo orgulloso que es ser un guatemalteco y de poder representar a tu país.
Sencillamente te digo que el tiempo no te bastara y que desearas quedarte un poco mas.
¡Arriba Guate y NZ!

Javiera Ortega 
Chinandega – Nicaragua 
Suiza 2011-2012
¡Hola gente! Me llamo Javiera, soy de Nicaragua y acabo de cumplir 6 meses de estar de intercambio en Suiza :) La verdad pienso que es lo mejor que he vivido, he vivido muchos experiencias bellas aqui! Antes de venirme de intercambio pensaba que esto se trataba de aprender otro idioma pero ahora que llevo medio ano aqui me doy cuenta que alemán es lo que menos he aprendido! (Y sí he aprendido aleman ;) ) En este año se aprende de todo, desde como preguntar con señas "donde esta el baño" hasta como dejar que nuevas personas y culturas formen parte importante de tu vida. En estos meses he madurado y crecido como persona como nunca lo hubiera hecho si no hubiera tomado la decisión de venir, por eso yo les recomiento este intercambio a todos los que quieran vivir una experiencia increible e inolvideble.
¡En serio, no tengan miedo y háganlo! ¡Y si me preguntan que país, obviamente Suiza es el mejor! 
 


Una experiencia de vida
Cuando me hablaron de un intercambio cultural, realmente no entendí lo que significaba, me enfoque más en un viaje largo y aprender un nuevo idioma, no entendí los cambios que esto haría en mi vida. Fue una experiencia donde se extraña, se disfruta, se aprende, se madura, se experimenta una nueva forma de ver la vida, y al final se aprecia lo que uno es, mi familia, mi país,  mi cultura, mi Guatemala.
De lo mucho que recuerdo, ya que este viaje no se olvida, es que desde la ventana de mi casa en la cima de una pequeña montaña, viendo los copos de nieve caer sobre  los techos de las casas, en una de las tardes de noviembre, cayeron mis primeras lágrimas, entendiendo y apreciando mi vida, mi familia, mis amigos, realmente lo que uno sienta por hecho, realmente valorando mi realidad.
También aprendí a disfrutar la cultura que me hospedó, entendiendo , estudiando y disfrutando cada momento, el valor de mi nueva vida temporal, incremento mi seguridad, mi apertura a nuevas formas de pensar, y creando lazos de amistad que perduran hasta hoy en día. Mi nueva familia, llena de valores y principios, inculcando en sus hijos la apertura de lo que significa tener a un estudiante de intercambio en la casa y yo tratando de hacer frijoles negros que salieran con el sabor de Guate para ensenar mis raíces. Aprendí entre muchas otras cosas que de cocinero me moriría de hambre.
Realmente, dos pincelazos expresan poco lo que mi experiencia fue. Nueva familia, nuevos buenos amigos, nuevos e increíbles lugares, nueva cultura, nuevo idioma, una montaña rusa de experiencias que forman parte de mi experiencia AFS.
Roberto (tico) Porras
Minot North Dakota
USA class of 88'89
Que en resumen:
Agradezco EL ESFUERZO DE MIS PADRES POR LA OPORTUNIDAD DE VIVIR LA EXPERIENCIA AFS.
UN AÑO DE MI  VIDA QUE VALE POR MUCHO,  DARSE LA OPORTUNIDAD DE VIVIRLO.
 
Mis tres hijos, Enrique, Beliza y Fernando han participado de los programas.
Enrique en Suiza, Beliza en Noruega y ahora Fernando en Hamburgo, los tres maduraron increíblemente, ganaron en soltura, pudieron analizar las cosas buenas de los países visitados y regresaron amando a Guatemala.
El caso mas reciente es el de Fernando viviendo con una maravillosa familia en Hamburgo, se fue como un patojo de 18 años y ahora por su comunicación conmigo, he podido percibir como aprendió a convivir con una familia desconocida, a desenvolverse y esta lleno de ilusiones y planes a su regreso a Guatemala.
Quiero felicitarles e instarles a que promuevan más estas vivencias con familias en el extranjero que les permitirá confirmar a nuestros hijos: Que la hermandad de los hombres trasciende la soberanía de las naciones.

A todos en AFS, les envío el más huehueteco de mis saludos.
Horacio Ruiz Matamoros

Fernando Ruiz